sábado, 20 de mayo de 2017

"No seas la agenda de tu hijo", más de 200 madres y padres reunidos en Xàbia

"No seas la agenda de tu hijo", más de 200 madres y padres reunidos en Xàbia

Madres que cambian cromos en nombre de sus hijos, padres que hacen los deberes y los trabajos de clase en su lugar, incluso progenitores que acompañan a su «niño» universitario a revisar los exámenes. ¿Qué está pasando en la sociedad para que queramos ponerles todo tan fácil?
Noelia López-Cheda, autora de "No seas la agenda de tu hijo y prepáralos para la vida", motivó el pasado viernes a un público de 200 madres y padres "entregados" en Xàbia. En su charla, Noelia proporcionó unos tips para facilitar la tarea que tenemos como padres. En un evento, caracterizado por el optimismo y el buen humor de la conferenciante, invitó a los asistentes a pensar sobre tres retos a los que nos enfrentamos en nuestro día a día. Estos son:
  • Reto 1: Educar en autonomía y responsabilidad
  • Reto 2: Potenciar los talentos, desarrollar las fortalezas de nuestros hijos
  • Reto 3: ¿Sabemos comunicar?
"No seas la agenda de tu hijo" nos sirvió para reflexionar sobre el desarrollo de las fortalezas que tienen nuestros hijos y sobre la confianza que debemos depositar en ellos, como bien nos decía en su charla "ellos pueden hacerlo... nosotros solo los acompañamos".
Aunque los padres queremos niños que sepan buscarse la vida y que tengan recursos para afrontar el fracaso, no les preparamos para ello sino todo lo contrario. Las razones principales para que pase lo que pasa son la falta de tiempo y el miedo al fracaso.
En lugar de impulsar todas esas cualidades y valores que podrían hacer de ellos seres extraordinarios, lo que al final ocurre es que:
  • No asumen ningún tipo de responsabilidad para su edad
  • Les da miedo hacer cualquier cosa porque nosotros se la vamos a hacer mejor
  • Esperan instrucciones y órdenes para empezar a actuar
  • No saben razonar ni toleran la frustración...
El cierre del encuentro se convirtió en un divertido análisis de la forma en la que debemos comunicarnos con el resto de los miembros de la familia según su perfil. Risas, comparaciones, confirmaciones que fuimos compartiendo los allí presentes. Una curiosa forma de cerrar que nos dejó con la sensación de que siempre "podemos mejorar" y como dice Noelia:
Utreia (adelante, siempre adelante)

Presentación de la charla en Xàbia

https://www.dropbox.com/s/vh2rggxfbud9zr5/Noseaslaagenda.mp4?dl=0 





domingo, 14 de mayo de 2017

En la clase no hay preguntas estúpidas

En la clase no hay preguntas estúpidas


"De vez en cuando tengo la suerte de enseñar en una escuela infantil o elemental. Encuentro muchos niños que son científicos natos, aunque con el asombro muy acusado y el escepticismo muy suave. Son curiosos, tienen vigor intelectual. Se les ocurren preguntas provocadoras y perspicaces. Muestran un entusiasmo enorme. Me hacen preguntas sobre detalles. No han oído hablar nunca de la idea de una pregunta estúpida.
Carl Sagan

En muchos centros educativos (en la mayoría) se prepara a los alumnos para que sean capaces de responder preguntas, pero no para sean capaces de plantearlas. De hecho, en algunas aulas se comportan como si asistir a clase fuese algo parecido a participar en un concurso de televisión, donde hay que responder, lo más rápidamente posible, el mayor número de preguntas: Gana quien es capaz de responder sin equivocarse a las preguntas de un examen, sin importar si ha habido o no un aprendizaje significativo. Y pierde quien no es capaz de reproducir las respuestas... aquel que, por un motivo u otro, "pasapalabra".

En una escuela cuyo principal propósito era ser garante de la transmisión de conocimientos, esto era aceptado como válido y servía como criterio de selección de los alumnos. Pero en una escuela cuyo objetivo es formar a personas que sean capaces de cambiar el mundo, y de la que nadie puede quedar excluido, esto carece de validad y legitimación. Lo que debemos hacer es dotarles de las herramientas necesarias para que sean capaces de cuestionarse el mundo en el que vivimos.

Una educación basada en respuestas busca conseguir personas sumisas, que no se somentan al establishment imperante. En cambio, una educación basada en preguntas pretende provocar a los alumnos, busca despertar su espíritu crítico, hacerles responsables de sus actos y acciones. Perder el miedo a hacer preguntas posibilita el cambio, la creatividad, la innovación, la colaboración, la resiliencia...

La educación que lleva a las personas a cuestionarse lo establecido necesita de un tiempo más lento, un tiempo que permita la reflexión, profundizar en los contenidos y conceptos que se estudian. Una educación basada en las respuestas es mucho más acelerada y superficial. Como dice Carl Honoré: 
"Creo que vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir. Nuestra cultura nos inculca el miedo a perder el tiempo, pero la paradoja es que la aceleración nos hace desperdiciar la vida".

Antes de finalizar, una aclaración que seguramente no debiera ser necesaria: como en todo y para todo hay que aplicar el sentido común. Que la educación que ofrecemos a nuestros alumnos les desafíe a plantear preguntas, no quiere decir que tengamos que cuestionarlo absolutamente todo, que no tengamos que transmitir nada de lo que la humanidad ha ido aprendiendo a lo largo de la historia. Es una cuestión de actitud y predisposición a la hora de enseñar y aprender... Lo dicho: ¡sentido común!



Fuente: El blog de Savaroj


Tienes talento por Risto Mejide

Tienes talento

No te conozco de nada, pero ya sé que lo tienes. Y si yo lo sé, tú deberías saberlo ya. Créeme, que de esto algo he aprendido, que de esto algo sé. Te lo dice un jurado de talent-shows que ha visto unas cuantas decenas de miles de concursantes tratando de demostrarlo e incluso triunfando a pesar de mis esfuerzos por hacerles fracasar.
Tienes talento. Entendido como lo entiende José Antonio Marina, inteligencia bien dirigida, que elige adecuadamente sus metas y los medios para conseguirlas, y ahí que va. Imparable, implacable, rotunda y eficaz. Entendido también como lo entiendo yo, talento como capacidad de provocar algo en los demás. Si eres un líder, capacidad de hacer que te sigan. Si eres un artista, capacidad de conmover, de emocionar. Si eres un contable, capacidad de que todo encaje.
Porque tienes talento. Puede que aún no te hayas dado cuenta, pero oye, ahí está. Escondido entre tus frustraciones y tus miedos al qué dirán. Igual está disfrazado de hobby, vestido de algo que siempre haces simplemente por disfrutar. Aquello que te daría vergüenza tener que cobrar, porque harías con gusto incluso gratis. Aquello que piensas que deberías pagar para poderlo desempeñar. Aquello que jamás llamarías trabajo. Aquello de lo que jamás te quieras jubilar.
Tienes talento. Esa habilidad para sorprender al que te lo descubre. Ese don, ese no sé qué. Esa facilidad. Seguramente te cueste creer que alguien pueda llegar a valorarlo algún día. Pero esa persona existe, y seguramente no esté sola, seguramente sean más.
Entre lo que te gusta y lo que se te da bien está lo que les gusta a los demás, que es lo mismo que decir que en algún lugar, en algún momento, existirá un grupo de personas dispuesto a compensártelo. Una vida sin trabajo ni obligaciones te está esperando si aciertas con aquello a lo que te quieres dedicar. No está mal, como promesa ni como beneficio racional.
El problema no es, por lo tanto, tener talento. Eso ya hemos quedado todos que ahí está. El problema está en descubrirlo a tiempo. Antes de que la vida te haya hipotecado. Antes de que te dirijan la vida unas cuantas facturas que sí o sí, algún día, tendrás que empezar a abonar.
Cómo despertamos a tiempo. Ésa ha sido y sigue siendo la verdadera tragedia de toda la humanidad, desde que el hombre es hombre y desde que la mujer no ha tenido más remedio que mirárselo y aguantar, hasta hace muy muy poco. Porque incluso eso ya está empezando a cambiar, menos mal.
De ahí que, cuando se es joven, lo inteligente sea endeudarse. Una solución que propone otro sabio, Alfons Cornella, y con la que no puedo estar más de acuerdo. Se trata de conseguir los medios para hacer lo que quieras, que como tienes talento, ya los devolverás.
Y si ya no eres tan joven, tampoco hay excusa, pues nunca es tarde para empezar a respirar. Ahí está Sir Alexander Fleming, descubriendo la penicilina a la tierna edad de 47 primaveras. O un cartero de Los Ángeles que en 1969 dejó su trabajo para acabar publicando su primera novela rondando ya los 50 tacos. Igual te suena, se llamaba Charles Bukowski. Y qué me dices de un tal David Chase, que creó una serie de televisión una vez pasados los 54, a la cual tituló así: Los Soprano.
Por lo tanto, si el problema no es tener talento, porque lo tienes, si el problema no está en llegar a tiempo, porque aún lo estás, si el problema no está en haberse dedicado toda la vida a lo que uno se debería haber dedicado, ni siquiera los medios con los que uno cuenta para arrancar. Si el problema no es nada que tenga que ver con todo eso, mírame a las gafas y respóndeme.
Dónde.
Está.
El.
Puto.
Problema.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/tienes-talento-3375046

miércoles, 10 de mayo de 2017

David Ríos Calle: "Define tu sabor" en EPE2017

Esta semana en "Caminahacialaexcelencia" hablamos con David Ríos Calle, joven voluntario y trabajador de IUVE.


David, ¿Cómo ves el panorama con que se enfrentan nuestros jóvenes? 
Creo que en general el panorama actual español dista mucho de ser deseable o adecuado, ya no solo para los jóvenes, sino para la mayoría de personas que habitamos este país. Aún podría ir más allá y mencionar que esto no ocurre solo en España, sino que se da también en varios países europeos. Centrándonos en nuestra situación, los jóvenes tenemos un difícil reto que afrontar. Por un lado, para acceder a trabajar, una vez terminados los estudios (de los que cada vez se te exige tener más y más títulos), te exigen también tener experiencia, que salvo mediante la realización de prácticas te es casi imposible adquirir, ya que para poder ganar experiencia en un campo necesitas trabajar en él, pero para trabajar antes has de ganar experiencia… (es el pez que se muerde la cola). Por otro lado, pasamos quizás demasiados años de nuestra vida para formarnos, lo cual, como todo, por un lado tiene beneficios, pero por otro encuentra algunos déficits, por ejemplo, una persona que quiera estudiar una carrera universitaria media y que vaya a curso por año, hasta sus 22 años no obtendría el título universitario, el cual hoy en día ni siquiera es suficiente para poder encontrar trabajo y han de dedicar un par de años más, como poco, a la realización de un máster o postgrado, todo para terminar estudios rondando los 25 y, sin quizás, la experiencia suficiente para encontrar un trabajo acorde a sus estudios. 
Esto es únicamente mi opinión y visión al respecto, ya que existen jóvenes que salen muy bien preparados y, con suerte, encuentran trabajo de lo que desean. Sin embargo, por otra parte hay muchos jóvenes que tienen que hacer mil malabares para lograr tener una independencia económica, entre lo que se encuentra el tener que salir del país en busca de trabajo o al menos experiencias.



En general ¿crees que falta orientación desde el ámbito de los centros educativos, para que cuando salgan sepan a qué desean dedicar su energía?

Por una parte falta orientación dentro del ámbito educativo. No se hace ni mucho menos todo lo posible porque ese joven al que se está formando salga preparado para lo que es la vida. No se nos prepara para afrontar distintas situaciones laborales, tampoco para tener una visión más enfocada de lo que vamos a vivir una vez finalizados los estudios, ni quizás se nos ofrecen alternativas suficientes para que sepamos aprovechar bien nuestros “talentos”, ya que hoy en día parece que se nos prepara y exige que tengamos todos ciertos estudios, que necesitamos tener un buen trabajo y que vivamos con cierto lujo, pero actualmente eso es una utopía para muchos de nosotros. 
Con respecto a lo anterior he de mencionar también que es cierto que no ocurre así en todos los sitios, ya que existen profesionales educativos que dan todo lo posible y más por ofrecernos a los jóvenes la mejor formación posible en todos los aspectos para que cuando finalicemos nuestros estudios, salgamos lo más preparados posible ante cualquier situación. Pero por desgracia estas personas que realmente se preocupan y dan su vida a ayudar a los jóvenes, no pueden dar más de sí ante la falta de un sistema educativo decente y en algunos casos acaban cayendo ante el sistema. Con esto quiero decir, que por mucho entusiasmo que por ejemplo, un profesor, ponga en dar una atención individualizada a sus alumnos, formarles en base a sus necesidades, ya que cada persona tiene las suyas, no puede hacer nada cuando en una sola clase tiene a 30 alumnos, y ve que por mucho que lo intenta no logra llegar a ofrecer todo lo que le gustaría a cada uno de esos 30 alumnos, lo cual no hace otra cosa que frustrarle y que sus ganas e ilusión iniciales por hacer algo distinto disminuyan hasta el punto de desaparecer. Remarco de nuevo que esto es solo mi opinión, y que quizás esté equivocado, pero creo honestamente que se necesita un gran cambio en el sistema educativo para que las cosas realmente puedan mejorar en la sociedad.

Sabemos que en IUVE queréis llevar a cabo una transformación social con voluntarios, ofreciendo o ayudando a que los jóvenes adquieran una formación integral orientada al emprendimiento social. ¿Qué es IUVE exactamente?

IUVE es una fundación que trata principalmente el emprendimiento social en los jóvenes a nivel nacional. Todas las semanas organizamos actividades de voluntariado, que bien pueden consistir en formaciones, en las que tratamos cualquier tema que pueda ser relevante para la formación integral del joven y que le pueda servir de algo en su día a día, o bien acciones sociales que puedan ayudarles a obtener una visión más objetiva y completa de la realidad que les rodea, y que pueda promover un cambio interno en cada uno de ellos que pueda ayudar a que ellos sean los que promuevan ese cambio en su entorno.
Cuando hablo de actividades formativas, no solo me refiero a charlas sobre un tema concreto, sino que también constan de talleres, cursos formativos, actividades lúdicas… Todas estas actividades por lo general es el formador el que las propone y lleva a cabo, pero como pretendemos fomentar el emprendimiento juvenil, animamos a cualquiera de nuestros voluntarios a que nos presenten sus ideas, que cualquier tema que quieran tratar, cualquier actividad que quieran realizar, nos la presenten de una manera formal por escrito, haciendo su idea lo más atractiva posible, como si fuesen a presentarla en cualquier otro lugar, ya que IUVE pondrá todos los medios y recursos de los que disponemos para poner en marcha sus ideas. Cabe mencionar que durante el verano realizamos una semana formativa intensiva, dirigida a jóvenes preuniversitarios, durante la cual nos desplazamos por distintas comunidades españolas, y mediante talleres, actividades formativas, ponencias, acciones sociales… procuramos preparar a los jóvenes participantes para que vivan su etapa universitaria de una forma mucho más intensa, que aprovechen cada oportunidad que pueda presentárseles, mediante una formación integral de la persona en valores. Me resulta complicado expresar bien con palabras lo que supone esa experiencia, ya que yo pude vivirla como monitor, pero animo a cualquiera a que busque el programa Vía Universitas por internet y pueda ver mejor de que se trata.
Por otro lado, además de las formaciones, las acciones sociales, el curso de verano… IUVE pretende fomentar también la conciencia de pertenencia a Europa, por lo que nos presentamos a distintos programas europeos, como es el Servicio de Voluntariado Europeo; el cual consiste en que unos 3 jóvenes de distintos países de Europeos, vienen a IUVE a vivir una experiencia de vida durante unos 9 meses aproximadamente, durante los cuales aprenden tanto como funciona el trabajo de oficina que hay detrás de las actividades que realizamos, y además colaboran de forma activa durante cualquier actividad de voluntariado que se lleva a cabo. A parte del SVE, también nos presentamos a convocatorias de políticas europeas y a intercambios juveniles, los cuales se llevan realizando ya varios años, y consisten también en una semana formativa, al igual que el proyecto de Vía Universitas, pero esta vez a nivel europeo, con socios desde Italia hasta Bulgaria, y con unos objetivos más acordes a las necesidades sociales europeas, como la crisis de los refugiados.
IUVE es un sitio en el que puedes ir a contracorriente, aprender nuevas cosas, rebatir la realidad social actual y tratar de mejorarla, es un lugar en el que entablar nuevas amistades con preocupaciones sociales como las tuyas, es tocar el corazón de los jóvenes para que descubran sus intereses y no se queden parados ante la vida simplemente dejándose llevar.


Asistís al III Encuentro "Educando para Emprender, Emprendiendo para Educar" (EPE2017) ¿cómo vais a ayudar / orientar a los jóvenes que asistan al encuentro?

Por un lado, yo voy a dar una “ponencia” sobre sacar el máximo potencial a nuestras características en la vida, ayudar a que se encuentre aquello que nos define y aquello que tenemos que potenciar. ¡Espero que sea una ponencia bastante amena, atractiva y divertida!

Por otro lado, con la ayuda de mi compañera Virginia Pinero, ofreceremos orientación tanto a jóvenes que no tengan claro el que estudiar, o que no sepan muy bien qué hacer con su vida, como a sus padres. Para ello tratamos de conocer a cada persona individualmente, ver cuáles son sus inquietudes, sus intereses, lo que les mueve… para a partir de ahí ir descubriendo hacia donde pueden dirigirse. Cabe decir que es un mini proceso de coaching por así decirlo, intentamos que sea la propia persona la que sepa responder sus propias preguntas, y desde luego que, en última instancia, son ellos mismos los que toman la decisión de qué hacer con su vida, ya que al fin y al cabo es Su Vida, y el resto del mundo solo podemos ofrecer consejos o alternativas que puede tomar o declinar.
Este proceso de orientación a jóvenes IUVE lo lleva realizando en la feria Aula de Ifema, en Madrid, durante ya varios años, pero durante esta ocasión tanto mi compañera como yo ofreceremos un servicio de orientación más completo, ya que no solo nos referiremos al ámbito educativo, sino que procuraremos ahondar un poco más en el aspecto personal.

¿Cómo definirías el EMPRENDIMIENTO SOCIAL? ¿Se puede vivir siendo un emprendedor social o es un mito?

Para mí, el emprendimiento social podría ser un modo de vida que consiste en perseguir un cambio, una mejora en la sociedad y, por ende, en uno mismo, mediante la realización de acciones innovadoras que den respuesta a los problemas de la sociedad. Y digo que podría ser un modo de vida, ya que el dedicarte al emprendimiento social es algo vocacional, es algo a lo que te dedicas en pro de un bien mayor, y no lo haces para lucrarte o sacar beneficio alguno.

En cuanto a lo de que si se puede vivir siendo emprendedor social… la sociedad actual por desgracia no ayuda mucho a que esto no sea más que un mito, ya que ponen trabas a cualquier idea salvo que esta sea extraordinaria, e incluso así son muchos los obstáculos a los que has de enfrentarte. Pero como optimista incorregible que soy, creo que sí se puede, siempre y cuando realmente lo desees y sueñes con ello, ya que, si realmente queremos algo, lucharemos toda nuestra vida para poder conseguirlo, y si tenemos ideas originales y novedosas que nos permitan dedicarnos al emprendimiento social, las perseguiremos hasta el fin del mundo, sorteando cada obstáculo que se nos ponga en el camino.





¿Qué le dirías a un adolescente que con 16/17 años termina este curso su enseñanza obligatoria y no sabe muy bien qué hacer con su vida? Te damos alguna pista (risas)
Ilusión / Realidad / no sé qué hacer / para qué valgo / me gustan tantas cosas... / me gustaría dedicarme a.... pero no veo salida / No sé a quién preguntar /....

Esta es una buena pregunta!! 
Aunque complicada de responder la verdad. Cada adolescente es un mundo, por lo que probablemente no existirían dos respuestas idénticas que dar, aunque podamos tirar de un pequeño guíon preestablecido y usar la experiencia obtenida en la orientación a un adolescente para mejorar la siguiente de otro con inquietudes similares. Por eso para contestar a esta pregunta me basaría en el siguiente esquema, que consiste en comenzar pidiendo que me digan en una palabra o dos el qué les define, lo primero que le venga a la mente, y que también me digan aquello que les enloquece hacer y la frecuencia con que lo hacen. Continuaría haciendo preguntas personales enfocadas un poco más al ámbito educativo, como preguntar por sus asignaturas preferidas, sobre sus experiencias en el instituto y que mencionen un hecho memorable que haya ocurrido durante su etapa de educación obligatoria. Es muy importante tratar de conocer bien a la persona con la que estás tratando, conocer sus gustos e inquietudes, lo que se les da bien y mal, en lo que más destacan, su personalidad… y a partir de ahí ofrecer alternativas de hacia dónde puede encaminar su futuro acorde a como es dicha persona, ampliar su abanico de posibilidades para que si le falla un plan pueda reconducirse hacia otro, en definitiva, ofrecer las herramientas necesarias a cada adolescente para que se conozcan bien y que puedan tomar las mejores decisiones para ellos mismos, siempre sabiendo que si fallan al tomar una decisión es normal, y que ese error no es más que otra experiencia que aportar al bagaje personal que nos hace ser quienes somos.

No puedo concretar más la respuesta, ya que para cada persona sería distinta la respuesta, pero espero que el guíon ofrecido pueda ayudar a que se conozca algo mejor lo que pretendemos hacer durante el III Encuentro Educando para Emprender, Emprendiendo para Educar (EPE2017).
























sábado, 6 de mayo de 2017

¿Qué son los centros educativos? o mejor ¿Qué deberían ser?



Los centros educativos deben ser
organizaciones cuyo fin último sea el de formar ciudadanos comprometidos,
con una formación académica o
técnica para desenvolverse en la vida y,
lo que es más importante,
unos ciudadanos con valores”. Gairín (2014)



Escucha lo que nos propone la universidad abierta:


lunes, 24 de abril de 2017

La educación que deja huella (y no cicatrices)

La educación que deja huella (y no cicatrices)


"Las buenas prácticas educativas dejan huella en las personas, dejan la impronta necesaria para que podamos desarrollarnos de forma autónoma a lo largo de nuestra vida. En cambio, las malas prácticas educativas dejan cicatrices que impiden que alcancemos nuestra máxima plenitud, limitándonos e impidiéndonos que seamos capaces de adaptarnos a situaciones cambiantes."
Salva Rodríguez Ojaos



Este párrafo es el que da pie al título del primer libro La educación que deja huella (y no cicatrices) del pedagogo Salva Rodríguez Ojaos y autor del blog educativo de Salvaroj. El libro ha sido publicado por Ediciones deFabula (@EdDeFabula) y fue presentado el pasado día 20 en Barcelona.



Con ilustraciones de @javigaar y prólogo de Manu Velasco (@Manu_Velasco), el libro es, en buena parte, el resultado de casi cinco años de publicaciones en su blog.


Sin duda, un buen libro que nos hará reflexionar sobre nuestras prácticas (docentes y no docentes).
Desde caminahacialaexcelencia.blogspot.com.es deseamos dar nuestra más sincera enhorabuena a Salva.
Con ganas de tenerlo entre nuestras manos, aquí os dejamos nuestra recomendación de hoy.
Y seguimos aprendiendo día a día, ¿y tú?