miércoles, 13 de septiembre de 2017

La economía con valores



Hay otra manera de hacer economía y por su puesto de estudiarla.
Hay muchas definiciones de Economía y durante nuestras primeras clases vamos a trabajar con algunas para dar con la más completa. Para ello realizamos un brainstorming o tormenta de ideas. Pensamos que se trata de una actividad interesante pues partimos de las ideas preconcebidas que los alumnos tienen de la materia. Sólo algunos de ellos se lanzan en este primer reto.


"Economía es la aplicación racional de los bienes escasos"

"El dinero es relación humana"

"La economía es hablar de valor, no de precio" 

Términos: escasez, necesidad, ciencia social, recursos, bienes, servicios, intercambio, consumo, riqueza, pobreza, relaciones humanas...




La economía tiene que ver con aquellas actividades encaminadas a satisfacer las necesidades individuales o colectivas, a conseguir los recursos necesarios para ello y a la obtención de los bienes y servicios que son necesarios.

Son actividades económicas las de producción, intercambio y consumo de bienes y servicios y también las de distribución de las rentas y riquezas generadas en el proceso productivo.

La economía es una ciencia social ya que su objetivo es el estudio de las relaciones humanas que tienen carácter económico, pero que forman parte del conjunto de las actividades humanas.




escasez, necesidad, ciencia, social, recursos, bienes, servicios, intercambio, consumo, riqueza, pobreza, relaciones humanas, 



En la antigüedad, las sociedades más primitivas, para poder satisfacer sus necesidades vivían de la autosuficiencia, cultivando sus propios productos, cazando animales para satisfacer sus necesidades de alimento y vestido, construyendo sus propias viviendas, etc. Ya en la antigüedad, como consecuencia de vivir en un poblado, mantenían relaciones sociales.

Estas relaciones, con la llegada del intercambio y la especialización, se han ido convirtiendo en actividades económicas. Hoy en día no podríamos satisfacer nuestras necesidades sin desarrollar actividades económicas.

El ciudadano de hoy en día, desde que nace empieza a recibir una educación, para satisfacer sus necesidades sociales y para conseguir un trabajo en el futuro que le permita obtener unos ingresos y, con ellos, y a través del intercambio de dinero, le permita adquirir los bienes y servicios necesarios para tener una vida digna.



Lionel Robins sigue concretando su visión de la economía adaptándola a la vida en sociedad.


"La economía es la ciencia de la elección, la ciencia que estudia cómo los recursos son empleados por el hombre para satisfacer sus necesidades, puesto que viven en sociedad".



1.3 - Economía positiva y economía normativa 

La ciencia económica, como ciencia social que es, se divide en dos grandes ramas: la economía positiva y la economía normativa.

La economía positiva es la que trata de conocer y describir la realidad “tal como es”. Estudia el comportamiento económico individual y colectivo.

La economía positiva se divide en dos ramas, la microeconomía, que estudia el comportamiento individual de los agentes económicos (como la oferta y la demanda de agentes individuales), y la macroeconomía, que estudia el comportamiento colectivo (como el desempleo y el crecimiento económico de un país).


La economía normativa trata de ver cómo debe modificarse la realidad y propone “como debe ser”, es decir, propone las diferentes políticas económicas que deben llevarse a cabo para corregir las deficiencias de la economía.

jueves, 31 de agosto de 2017

¿Sabemos gestionar el cambio en nuestras vidas?





Llega septiembre y con éste llegan los nuevos propósitos. Durante últimos meses, seguro que inconsciente o inconscientemente hemos reflexionado sobre ciertos aspectos que no funcionan del todo bien, que no nos convencen.
¿Qué pensamos sobre el cambio?
Tomamos un párrafo de #TufuturoesHOY de @laura_chica , uno de los libros que estoy leyendo este verano y que me fascina, y repito este pensamiento de John Henry Newman, cardenal beatificado en 2010:

"Vivir es cambiar y ser perfecto es haber cambiado muchas veces"



domingo, 27 de agosto de 2017

¿Nos involucramos lo suficiente en la enseñanza?


¿Nos involucramos lo suficiente en la enseñanza?

Que el sistema educativo está cambiando es cierto, pero todavía nos queda mucho camino por recorrer. Muchos alumnos continúan yendo a los institutos y se encuentran con un profesor o profesora que no se preocupa lo suficiente por si se sienten motivados por aprender.
Es cierto que cada vez hay más docentes que dan lo mejor de ellos mismos, sin embargo no es menos cierto que a muchos lo único que les importa es avanzar en los contenidos académicos.
A mi parecer, involucrarse con los alumnos, preocuparse por ellos y emocionarles cada día es imprescindible si queremos que el proceso enseñanza-aprendizaje funcione óptimamente.

Estoy de acuerdo en que no todo lo nuevo es óptimo. Me refiero a las nuevas metodologías que aparecen por doquier. Por supuesto que no todo vale sin embargo, cerrarse de mente y anclarse en el pasado no presagia un futuro alentador y más cuando se trata de la enseñanza, en la que trabajamos con personas.

Valorar a los estudiantes, escucharles, apreciarlos, hacerles notar que de verdad nos importan tiene muchas ventajas que no debemos pasar por alto. Si realmente nos gusta la enseñanza no nos hará falta que nos lo repitamos como un mantra. Nuestro sentido común ya se encargará de ello.
Como dice Mel Elices en su blog http://nuncajamasyyo.com/ :

"En las aulas solo maestros apasionados"


Un alumno que se siente escuchado y valorado por su profesor va a tener muchas más ganas de aprender y adquirir nuevos conocimientos. 

Un alumno que se siente escuchado y valorado por su profesor va a saber que puede expresar sus emociones, inseguridades, preocupaciones...

Un  alumno que se siente escuchado y valorado por su profesor aprenderá de manera natural qué es la escucha activa y la empatía.





¿Qué vamos a conseguir con ello?


En el alumno:

- Aumentar su motivación.

- Aumentar su seguridad.

- Mejorar el proceso enseñanza-aprendizaje. 



En el aula:


- Fomentar del compañerismo.

- Mejorar la convivencia.

- Mejorar la gestión de los conflictos.


- Mejorar el clima de aula.


Mejora de la práctica docente

En su conocida charla, Oscar Ghillione nos da algunas ideas para lograr que los docentes dejen huella en la vida de sus estudiantesqué acciones específicas deben realizar para hacer sentir a sus alumnos toda una experiencia de aprendizaje enriquecedora e inolvidable. El objetivo de su reflexión es identificar las características y capacidades que debe desarrollar el docente para inspirar, motivar, incentivar, potenciar y liderar a su grupo en una ruta de aprendizaje que vaya más allá del aula. 



Tras la reflexión de Oscar Ghillione, me despido de vosotros en este post, con un fragmento inolvidable de "El Club de los Poetas Muertos".


Os dejo para que reflexionéis y enviéis vuestros comentarios:

¿Qué hace que un profesor o un maestro nos influya de manera decisiva en nuestras vidas? 
¿Cómo hacemos para tener más de esos profesores?

Muchas gracias por estar ahí.

sábado, 26 de agosto de 2017

¿Qué prefieres que tu hija o hijo sea cuando tenga 25 años?

¿Qué prefieres que tu hija o hijo sea cuando tenga 25 años?: ¿Obediente o responsable? Antonio Ortuño nos plantea esta inteligente pregunta para ayudarnos a resolver nuestra inquietud educativa. Te proponemos que te regales buenas ideas educativas para que le regales a tus hijos tu buena inspiración para que se desenvuelvan mejor en la vida.



miércoles, 23 de agosto de 2017

M de Alejandría. Un sueño hecho realidad.

M de Alejandría. Un sueño hecho realidad.

por Cristina Rodríguez Vicente


"M de Alejandría" es un sueño hecho realidad. Un sueño que empezó a cumplirse hace tres años.
Cada año por Navidades un buen amigo de mi padre, José Ivars, nos regalaba una botella de vino elaborado por él. Año tras año, aquel momento fue dejando huella en mí. Soñaba en que algún día podría producir un buen vino y sentir el placer de compartirlo con personas especiales en unas fechas tan señaladas como la Navidad.
Los paseos con mi padre entre los viñedos de la finca familiar eran mucho más que simples caminatas. Era nuestro momento. Era cuando la imaginación volaba y soñábamos cómo llegaría a ser nuestro vino.


El destino quiso que mi padre se marchara antes de tiempo y el sueño empezó a desvanecerse.
-¡Cómo iba a hacer un proyecto así una mujer sin idea de agricultura, sin conocimientos de cómo cuidar las viñas!-
Solo tenía dos ingredientes: el amor por la tierra que me inculcó mi padre y, una ilusión que nunca terminó de desaparecer.
Fueron pasando los años y esos ingredientes continuaban muy presentes dentro de mí.
Hace un tiempo empezaron a cruzarse personas en mi camino y, a lo largo de los tres últimos años, con muchas horas de dedicación y esfuerzo, conseguimos llegar a 2017, año en que se presentará la primera cosecha de M de Alejandría.
Además de todo lo que significa personalmente el proyecto, se trata de recuperar territorio, paisaje y una variedad única, el "Moscatel de Alejandría" conocido históricamente por sus aromas y su sabor, gracias a unas tierras fértiles, una climatología especial y a la proximidad del mar.
Actualmente estamos trabajando en el lanzamiento de la marca, preparando el diseño y packaging de la botella, y mimando, día a día, nuestras viñas para ser vendimiadas en septiembre y poder lanzar el vino en unas Navidades que serán muy especiales, sin duda alguna.
Doy gracias a la vida por poder hacer mi sueño realidad.