domingo, 6 de mayo de 2018

DESEMPLEO

DESEMPLEO


¿QUÉ ES EXACTAMENTE UNA PERSONA DESEMPLEADA?
¿CUÁNTOS DESEMPLEADOS HAY EN ESPAÑA?


En el año 2016 decidí dejar de trabajar en la empresa donde trabajaba para estudiar el máster de profesorado de secundaria. Durante un tiempo, sólo me centré en estudiar, por lo que rechacé algunos trabajos que me ofrecían antiguos clientes. Como no estaba buscando trabajo no era desempleado (ya que era inactivo). Sin embargo, una vez terminé el máster decidí ponerme a buscar empleo. No fue fácil, en el lugar dónde vivía no había posibilidades de trabajar como profesora de economía, por ser un pueblo pequeño dónde no habían colegios privados o concertados. El tiempo que estuve buscando y sin encontrar, era una persona desempleada. Finalmente decidí trasladarme a Valencia, dónde habían más posibilidades. Encontré trabajo en un colegio de una población vecina, Canals. Con lo que al tener trabajo, dejaba de ser desempleado y pasaba a ser ocupado. Tras este primer trabajo, me surgió la posibilidad de trabajar al mismo tiempo en un colegio de Valencia. ¡Qué suerte!


¿QUÉ ES EXACTAMENTE UNA PERSONA DESEMPLEADA?

Una persona desempleada es aquella que siendo mayor de 16 años está buscando trabajo pero no lo encuentra. El total de personas desempleadas de un país es lo que llamamos desempleo. Por tanto decimos que hay desempleo cuando la cantidad de trabajadores que desean trabajar (oferta de trabajo) es superior a la que las empresas desean contratar (demanda de trabajo).

Tú que eres estudiante, los jubilados o personas que se prefieren quedar en casa para cuidar del hogar o de otros familiares no son desempleados, puesto que no están buscando empleo.


¿CUÁNTOS DESEMPLEADOS HAY EN ESPAÑA?


Como puedes ver en los gráficos más abajo, la situación empezó a empeorar desde 2007. En ese año teníamos menos de 2 millones de personas desempleadas, es decir un 8,6% de tasa de desempleo. Eso significa que de que cada 100 personas que deseaban trabajar, 8 no encontraban.

Pero a partir de 2008 se desataría la crisis y las empresas empezaron a despedir cada vez más. El peor punto fue entre 2012 y 2013, cuando en España tuvimos más de 6 millones de personas que deseaban trabajar, pero no encontraban trabajo (escalofriante). Eso suponía el histórico dato del 26% de tasa de desempleo.



A partir de 2013 la cosa mejoró, y año tras año el número de parados ha ido bajando. En otoño de 2017 el número de parados había bajado a 3,7 millones De esta manera, la tasa de desempleo ha bajado hasta el 16,38%.




CAUSAS Y TIPOS DE DESEMPLEO. ¿POR QUÉ UNA PERSONA NO ENCUENTRA TRABAJO?

A mediados del año 2007 comenzó la crisis económica. Muchas empresas cerraban y despedían empleados. La gente buscaba trabajo y no encontraba.
  1. Habían personas que iban a alguna entrevista de trabajo pero no tenían claro en qué quería trabajar. Se estaba tomando un tiempo para decidir.
  2. Otros, habían dejado los estudios para ponerse a trabajar y se encontraron con esta difícil situación. Tampoco tenían formación. La situación era bastante preocupante, llevaban mucho tiempo buscando y no se encontraba nada.
  3. Había gente que solo trabajaba en temporada alta, como en el caso de los hoteles. Se trabajaba desde abril hasta septiembre. Desde octubre hasta marzo no se trabajaba, aunque siempre volvía a trabajar en abril.
  4. Y muchos acababan de perder su trabajo porque las empresas habían quebrado. En esos años, la crisis acabó con miles y miles de empresas. La gente tenía problemas para encontrar trabajo.

Estas situaciones representan los 4 tipos de desempleados que existen.

Hay varias razones que pueden hacer que una persona no encuentre trabajo. Según las causas que provocan el desempleo podemos distinguir 4 tipos desempleo.


1. Desempleo friccional

2. Desempleo Estructural

3. Desempleo estacional

4. Desempleo cíclico


PRIMER TIPO: Desempleo friccional o transitorio.

La causa de este desempleo tiene que ver con que las personas invierten un tiempo en la búsqueda de empleo. No cogen el primer trabajo que les ofrecen, sino que tardan un tiempo en encontrar un trabajo que desean. En esta situación se encuentran aquellos trabajadores que pierden su trabajo por cualquier motivo y los que se incorporan al mercado de trabajo por primera vez. Imagina un programador informático que se queda sin trabajo porque su empresa cierra. Si le ofrecen un puesto de albañil es lógico que no lo acepte a las primeras de cambio. Lo normal es que este programador pase un tiempo en buscar un empleo adecuado a sus habilidades y que le paguen de acuerdo a su formación. Mientras está buscando ese empleo acorde a sus características decimos que ese desempleo es friccional.

El desempleo friccional es por tanto una situación temporal en las que los trabajadores están transitoriamente desempleados hasta encontrar un trabajo que se ajuste a sus características, es decir, existe porque el mercado laboral está en continuo movimiento.

NO ES PREOCUPANTE

El paro en estas circunstancias no supone ningún problema social e incluso es positivo para una sociedad que exista, ya que permite asegurar que los trabajadores encuentren el mejor trabajo para sus cualidades.


LA PRESTACIÓN DE DESEMPLEO

La prestación por desempleo (lo que conocemos como ayuda del paro) parece haber aumentado este tipo desempleo, ya que este seguro permite a las personas “tomarse con más calma” la búsqueda de empleo, puesto que el Estado le garantiza un sueldo durante un tiempo determinado.

Estas ayudas son positivas y necesarias para la sociedad, ya que permiten a las personas tener unos ingresos cuando se quedan sin trabajo, ingresos sin los cuales muchas familias pasarían muchos problemas. Pero por la razón explicada anteriormente, muchas personas consideran que estas ayudas deberían ser menos largas o en menor cantidad. Por supuesto, otros muchos se están muy a favor de estas ayudas. Debatiremos sobre ello en clase.

¿Pero cómo podemos saber si una persona sólo está buscando un empleo adecuado (lo cual suele ser positivo) o simplemente no es capaz de encontrar uno?

Cuando en el año 2006 me encontraba trabajando en el departamento de recursos humanos del banco, no parábamos de abrir nuevas oficinas y necesitábamos más y más trabajadores. En cuanto los universitarios acaban sus estudios, eran entrevistados y muchos de ellos contratados. En ese momento, las personas apenas pasaban unas semanas buscando trabajo, porque muy pronto encontraban el trabajo que deseaban.

La duración del tiempo desempleado suele ser un buen indicador del tipo desempleo. Durante el boom de inicio de siglo los trabajadores apenas pasaban unas semanas desempleados o tal vez unos pocos meses. Es decir, llevaba muy poco tiempo encontrar un empleo lo cual indicaba que la mayoría del desempleo era friccional. Sin embargo con la crisis muchos trabajadores han pasado más de 1 año o incluso 2 sin encontrar empleo. Por supuesto la mayoría de estas personas no han pasado 2 años buscando un empleo que se adecue a sus características, sino que simplemente no han podido encontrar nada. Algunos economistas estiman que el desempleo friccional suele ser un 3% de todas las personas que quieren trabajar (eso serían unos 600.000 personas en España) y el resto de desempleados serían debidos a alguno de los otros tipos de desempleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario